AUDIENCIA 152 / LOS AUTORES NO ERAN TAN IGNORADOS

27-06-16| Continuó el Fiscal Dante Vega con el análisis de casos particulares en los que la omisión de investigación por parte de la Justicia Federal fue sistemática. Desarrolló un ferviente desarrollo de las causas ya conocidas, de las que ahora se hace responsables penales a los ex magistrados.

Miret, Petra, Bianchi

Walter Bernardo Hoffman

A la 1.40 del 22 de noviembre de 1975 tocaron timbre entre seis y ocho personas que dijeron ser de la Policía. Jacobo Hoffman les negó la entrada e irrumpieron en el edificio. Su hijo fue secuestrado cuando llegó de la casa de su novia.

Luego de este suceso, Jacobo fue a la Comisaría Tercera para denunciar lo sucedido. Mientras él estaba en la dependencia policial, llegó un grupo armado que, entre tiroteos, se llevó al denunciante. Apareció luego en la zona de Papagayos con claros signos de tortura. Una constancia de lo sucedido llegó a manos del Poder Judicial de la Nación y no hicieron nada por investigar este hecho terrible.

El 23 de noviembre, el padre presentó un Hábeas Corpus por Walter, de quien no tenía noticias.

Miret se comunicó con el Comando de la 8va Brigada de Infantería de Montaña donde se encontraba el jefe del “operativo antiterrorista” que se desarrollaba en ese momento. Se respondió que Hoffman estaba detenido a disposición de la Justicia Federal por infracción a la ley 20840. El juez rechazó el recurso con costas.

Walter Hoffman declaró en este juicio en 2015 que tiempo después se reunió con Miret en el despacho del ex magistrado. Él le dijo que tenía en su escritorio su expediente desde el 75, pero la víctima no lo quiso ver. Ese archivo judicial hoy está extraviado.

Oscar Koltes

Tenía 28 años, estudiaba arquitectura y era empleado en el Parque Industrial Petroquímico. El 22 de noviembre del 75 entraron violentamente a su casa 15 personas vestidas de civil. Después de ser golpeado, encapuchado y maniatado fue llevado a la Comisaría Séptima, luego al Centro Clandestino de Detención conocido como El Chalecito. Estuvo también en Campo Los Andes y en la cárcel de la provincia. Además se lo acusó por el intento de copamiento de un destacamento policial en El Algarrobal, en la causa Sarrode.

La madre denunció ante la Comisaría Sexta el secuestro de su hijo y de su novia Estela Susana Abraham. El juez Carrizo sobreseyó “provisoriamente” este sumario policial.

El padre de Koltes presentó un recurso de Habeas Corpus el día 26 de diciembre de ese año en donde mencionaba que su hijo estaba en la penitenciaría provincial. El mismo juez informó que Oscar Koltes estaba detenido a disposición del Poder Ejecutivo Nacional y rechazó con costas la petición.

Joaquín y Julio Rojas

Unas seis personas de civil irrumpieron a las cuatro de la mañana en la vivienda de la familia, rompiendo la puerta con dos disparos. Amenazaron a la madre y rayaron con aerosol. Este caso reveló el intento de los secuestradores de despistar en la causa. Aunque los Rojas eran peronistas, pintaron la pared de su casa con frases del tipo “por traidor al ERP”.

Julio César Rojas estudiaba medicina y militaba en el peronismo. Cuando brutalmente ingresó este grupo de personas, él llamó a la policía y dejó el teléfono descolgado para que escucharan. Fue interrogado encapuchado en el patio de su casa. Lo llevaron atrás de la Escuela Normal y dijo que allí estaba “media facultad”. Luego en la Comisaría Séptima le practicaron un simulacro de fusilamiento.

En el Tribunal fue recibido por un fiscal. Le dijeron que le daban la libertad pero recién se pudo ir a su casa en diciembre.

Joaquín Rojas relató en la audiencia el mismo procedimiento y agregó que cuando invadieron su casa, estos hombres encerraron en el baño, solo, a un bebé de cinco meses. Fernanda Cordon de Rojas hizo la denuncia.

Una semana después, el oficial Juan Carlos Aguilera informó a la Comisaría Segunda que los hermanos Rojas habían sido aprehendidos por personal militar. El comisario resolvió que no existía delito alguno toda vez que algo se llevara a cabo por personal del Ejército. Este sumario policial llegó a manos del juez Miret, quien corrió vista al fiscal.

El general Santiago aclaró a la penitenciaría provincial que estos hermanos estaban presos por orden del Ejército. A pesar de todo eso, Carrizo sobreseyó provisoriamente la causa  alegando que los autores eran ignorados.

Ex jueces, nerviosos

Alegato FiscalíaMERA

Tras concluir con el repaso de las causas relacionadas con los secuestros sucedidos el 22 de noviembre de 1975, el fiscal Dante Vega retomó el tema de la competencia, del que mucho han hablado los ex jueces y sus defensores como excusa para explicar porqué no investigaban las denuncias. El representante del Ministerio Público explicó que la declaración de competencia, tuvo dos dimensiones: la general y la específica. Esta última tiene que ver con cada causa en particular en la que se evidencia y demuestra que los ex magistrados se declaraban competentes y luego declaraban el sobreseimiento bajo el pretexto de los “autores ignorados” que en realidad no eran ignorados  de acuerdo con lo que revelan los expedientes.

“Van a tener que explicarle al TOF todos los casos documentados de declaración de competencia pese a los autores ignorados”, dijo el doctor Vega y seguidamente enumeró algunos de los casos en los que las denuncias, los sumarios policiales y los  HC en los que salen a la luz quiénes intervinieron en los hechos. Ocurrió con Moriña, Vila Bustos, Peña, Robledo, Rizzi, Cuello, Ibáñez y Rabanal,  entre tantos otros.

El detalle dado por el fiscal provocó las reacciones nerviosas de Otilio Romano y Guillermo Petra quienes debieron ser reprendidos por el presidente del TOF, Alejandro Piña.

Carolina Marta Abrales

Fue secuestrada el 28 de noviembre de 1975 y estuvo 6 días en el D-2. Su detención fue formalizada recién 10 días después. El juez Guzzo dispuso su libertad pero continuó arrestada porque estaba a disposición del PEN aunque desde la Justicia Federal nunca se requirió el número de decreto. Una Hábeas presentado por la madre fue rechazado por Romano.

Juan Carlos Montaña

Lo detuvieron el 6 de diciembre de 1975 pero su familia recién supo de él el 8 de marzo del año siguiente. La insistencia de la familia por dar con su paradero primero y por conocer de qué se lo acusaba, dio origen a la Causa Sarrode, armada con mentiras por el Terrorismo de Estado para involucrar a muchísimas personas en un intento de copamiento a un destacamento policial del Algarrobal.

Por Montaña, uno de los tantos que vieron con vida a Moriña en el Octavo de Comunicaciones, su padre presentó un HC el 8 de marzo del ’76. El juez Rolando Carrizo realizó los oficios de rigor y luego de que le informaran que Montaña estaba a disposición del PEN rechazó el recuso, con costas y sin pedir fecha del decreto. Un segundo HC presentado por la madre de Montaña el 10 de marzo de 1977, con su hijo detenido 16 meses sin cargos, da lugar al inicio  de la causa Sarrode, en la que se incluye a Montaña.

José Lozano y Laura Botella

A la abogada Laura Botella y a un sobrino menor de edad los secuestraron en la vía pública. José Lozano, esposo de Botella, fue a la comisaría octava a denunciar el hecho y quedó también detenido.
Las madres de ambos presentaron HC rechazados por el juez Carrizo luego de recibir un informe tipográfico del Octavo de Comunicaciones. El decreto de detención a disposición del PEN tiene fecha del 29 de diciembre de 1975, doce días después de las detenciones. No se hace mención allí al menor detenido. El juez Carrizo rechazó los HC con costas y notificando al fiscal Romano.

Samuel Rubinstein

Lo detuvieron en la vía pública el 20 de diciembre de 1975, también sin que estuviera en estado de flagrancia como pretenden justificar ahora. El Ministerio del Interior ratificó la inexistencia de un decreto pero se dio aquí el caso grotesco de que el teniente Klett solicitara una prórroga para responder el requerimiento judicial.

El juez Carrizo en lugar de ordenar la inmediata libertad insistió con informes una y otra vez. El decreto del PEN tiene fecha una semana después de la aprehensión de Rubinstein. En esta causa actuaron y están acusados Miret, Romano y Carrizo.

Néstor López

Lo secuestraron de su casa el 12 de diciembre de 1975 y apareció asesinado en Papagayos, de 11 tiros, el 27 de diciembre. Declararon en este juicio la que fue su pareja, Rosa Grandón y el hermano de la víctima. Este último presentó un HC el 18 de diciembre, denunciando que el secuestro fue realizado por personas vestidas de uniforme verde oliva.

Miret lo rechazó por considerar que no cumplía los requisitos legales. Impuso costas y notificó a Romano. Todo se resolvió en una hoja, invocando un artículo del Código pero ignorando todos los demás. Dante Vega consideró que éste fue un rechazo delictivo.

Miguel Ángel Rodríguez

Nuevo secuestro en la vía pública, sin flagrancia. Fue el 17 de diciembre de 1975. Su padre presentó un HC rechazado por Carrizo, con costas tras un informe del Ejército y sin pedir ni importarle si existía un decreto del PEN. Decreto del PEN que recién apareció en 2010 y con fecha del 28 de febrero de 1976, es decir dos meses después de la aprehensión de Rodríguez.

Se demuestra aquí, una vez más, que no había control judicial y permitían la ilicitud de los decretos del PEN con fechas posteriores a los hechos.

Alberto Jorge Ochoa

Lo apresaron el 19 de diciembre de 1975 en un operativo de la Policía Federal. Esta fuerza informó que efectivamente detuvo a Ochoa pero invocó un decreto inexistente que no tenía nada que ver con el hecho. En los HC la madre de la víctima informaba de la participación de la Policía Federal y Carrizo solo se limitaba a pedir y reiterar informes. Dada la insistencia de la familia, tras un nuevo HC el 19 de mayo de 1977, a Ochoa se lo agregó a la Causa Sarrode y Guzzo rechazó el HC con costas y notificación a Romano.

“Si tantos hubieran participado en la Causa Sarrode, qué resultado hubiese tenido el copamiento a un destacamento en El Algarrobal”, se preguntó el doctor Vega en clara alusión a lo falsedad del supuesto ataque terrorista.

Este martes la Fiscalía iniciará el repaso de las causas de 1976 en las que intervinieron los 4 ex jueces imputados.

Ver fotos AUDIENCIA 152

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s