AUDIENCIA 173 / CATARATA DE REPETICIONES

31-10-16| Nueve audiencias necesitó la defensa oficial para alegar a favor de sus representados. La tediosa repetición de conceptos y argumentos, todos refutables, fue la característica de la exposición que inició Ramiro Dillon y concluyó, este lunes, Leonardo Pérez Videla, con el abordaje de las últimas 5 causas que le quedaban.

Pérez Videla, y atrás los acusados Petra y Linares

“Fueron otros”

El doctor Pérez Videla inició esta audiencia con el caso que tiene como víctimas a Manuel Gutiérrez, María Eva Fernández y Juan Manuel Montecino –todos desaparecidos- y como imputados a Paulino Furió, Alsides París Francisca y los expolicías de la comisaría 16 de Las Heras, Héctor Camargo, Miguel Ponce y Juan Carlos Ponce.

El defensor no negó que los hechos denunciados ocurrieron y admitió la participación de una movilidad de la seccional lasherina. No obstante, indicó que tanto los vecinos interrogados durante la instrucción, como los testimonios del actual juicio, no precisan ni aportan elementos que respalden la tesis acusatoria contra Camargo y los Ponce. De estos últimos, el defensor advirtió que no son hermanos ni tienen grado de parentesco y, curiosamente, sumó esta consideración de mínima relevancia, a sus cuestionamientos a las querellas. Pérez Videla también apeló a la ampliación de la indagatoria de los propios imputados y recordó que Camargo dijo que tenían miedo de los grupos de tareas lo que para él es indicativo de que no intervino en el operativo contra Gutiérrez, Fernández y Montecino.

De Furió y Francisca el abogado se remitió a lo expresado en audiencias anteriores.

La siguiente causa fue la que tiene imputado también a Furió, ahora junto con Ricardo Miranda y Armando Guevara en perjuicio de Elbio Belardinelli, Mario Díaz, Jesús Manuel Riveros, José Luis Bustos y Alfredo Ghilardi, por hechos que sucedieron en jurisdicción de la comisaría de Rivadavia, donde se desempeñaba Guevara.

Para el defensor, ni siquiera hay sospechas sobre Guevara. “No pudo dominar los hechos ni estuvo en condiciones de hacerlo”, aseguró el letrado y en cambio, sí hizo hincapié en la intervención de otros funcionarios, a quienes no identificó, pero que serían de Junín, donde se produjeron algunas de las detenciones de los nombrados.

Lugar de reunión, no Centro Clandestino de Detención

Alegato defensor Pérez Videla

En la causa conocida como “Liceo Militar”, Pérez Videla consideró que ese lugar no fue un Centro Clandestino de Detención, como dicen las querellas, sino un lugar de reunión de detenidos, como lo denominaron entonces quienes ejercieron el Terrorismo de Estado. Con ese argumento, ya desacreditado a lo largo de todos los juicios de lesa humanidad en el país, pretendió justificar a los imputados en esta causa –Dardo Migno, Ramón Ángel Puebla y Carlos Horacio Tragant- y en la que son víctimas Carlos y Roque Luna, David Blanco, Carlos Córdoba, Daniel Ubertone y Rosa Gómez.

El defensor se refirió a que las condiciones de encierro en el Liceo no fueron extremas y alegó que a través de un alambrado los detenidos conversaban con sus familiares y que incluso se les concedió tener una guitarra. No dijo que a esa guitarra sólo la permitieron unas horas y la secuestraron, como lo contó el exdirigente del gremio docente, Marcos Garcetti.

¿Trasladar no es ser parte del aparato organizado de poder?

Acusados Moroy y Guevara

Durante casi una hora y media, Leonardo Pérez Videla repasó testimonios de quienes estuvieron detenidos en algún momento en la Penitenciaría Provincial. El propio defensor reconoció que fue un relato tedioso, pero lo justificó para argumentar que muchos nunca mencionaron a Pedro Modesto Linares (acusado en la causa Seydell-Moretti-Amaya) y muchos otros, sólo lo ubicaron como quien los trasladaba a la tortura. También aludió a quienes dijeron que Linares los verdugueaba, pero según él, verduguear no es torturar.

El representante de la defensa oficial cerró con otra causa contra Furió en la que aparece como víctima Pedro Ulderico Ponce, desaparecido. Repitió conceptos anteriores y se remitió a lo dicho en jornadas anteriores.

Para todos aquellos por los que alegó este lunes –Paulino Furió, Alsides Francisca, Héctor Camargo, Miguel Ángel Ponce, Juan Carlos Ponce, Ricardo Miranda, Armando Guevara, Dardo Migno, Ramón Puebla, Carlos Tragant y Pedro Linares- el defensor pidió la absolución lisa y llana y, en subsidio, la absolución por el beneficio de la duda.

Sigue el lunes 7

El TOF tenía previsto que el debate retome los días martes. Para ello hizo un importante movimiento de acuerdo con lo que explicó el presidente Alejandro Piña, a fin de que el juicio por tráfico de drogas, que lleva adelante el mismo Tribunal, tenga lugar por la tarde. Sin embargo, Ariel Civit, quien debía alegar este martes, no podrá asistir porque tiene que atender otro juicio en el fuero provincial. Por ello, la próxima audiencia será el lunes 7, con el compromiso de Civit de no extenderse más de dos jornadas en su defensa del expenitenciario Oscar Bianchi.

Ver fotos AUDIENCIA 173

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s