AUDIENCIA 176 / A TODO O NADA

21-11-16| Apoyado en estadísticas relacionadas con el Terrorismo de Estado y los juicios de lesa humanidad de todo el país y con un alegato muy bien estudiado, Juan Horacio Day inició la defensa de los exmagistrados Luis Miret y Guillermo Petra Recabarren. En esta primera parte de su exposición, el defensor fijó como estrategia atacar lo que denominó “selectividad de los querellantes” al acusar solo a cuatro de los exjueces mendocinos y no a la totalidad de quienes ocuparon cargos en la época en cuestión.

Defensor Day alega

En su primera jornada, Juan Day estuvo rodeado de sus colegas y amigos. Fue sólido y enfático en sus afirmaciones. No necesitó de recursos digitales, lecturas o guías. Durante dos horas desarrolló con coherencia la introducción de su alegato aunque no pudo ocultar un pensamiento lineal que no sabe de complejidades.

Habló de cara al Tribunal, a las partes y al público. Una puesta que de por sí puede impactar, pero no convence. Su análisis se escurre por entre las rendijas de la realidad.

Justicia ineficaz

El defensor consiguió mostrarse como un estudioso; alguien informado sobre el devenir de la justicia antes, durante y después de la dictadura. Comenzó con una descripción de lo que fue el Terrorismo de Estado y el reproche a la inacción judicial en todo el país para impedirlo o, por lo menos, para neutralizar sus consecuencias. Lejos de negar los hechos, afirmó que el aparato de poder respondió “con una violentísima represión ilegal al fenómeno de la subversión”.

Según el letrado hubo dos formas de represión: la legal, amparada en la ley 20.840 y el Estado de Sitio, con la que se persiguió a los que eran considerados menos peligrosos y la ilegal, con órdenes no escritas para secuestrar, torturar, matar y desaparecer a los que eran seleccionados como más peligros. Se equivoca Day, cuando trata de encasillar a las víctimas.

Es bueno recordar que el plan de los tiranos fue disciplinar a la sociedad por el terror. En ese empeño, en miles de casos –literalmente- el asesinato fue arbitrario. Desde ya que los represores exterminaron a las y los miembros de las organizaciones armadas que cayeron en sus manos, pero la matanza fue mucho más allá.

Mencionó luego, como ejemplos, lo vivido en la ESMA, donde sobrevivieron 250 personas de las casi 5 mil que estuvieron allí y Campo de Mayo, con apenas 43 sobrevivientes de 4.500. Y allí comenzó a desarrollar su estrategia para involucrar a la totalidad del Poder Judicial. Subrayó que familiares y amigos de las víctimas no tenían ningún camino legal para amparar sus derechos. “Todas las vías judiciales fueron ineficaces”, afirmó acerca de los Habeas Corpus, las denuncias y los sumarios, transformados luego en expedientes.

En Mendoza hubo 176 denuncias entre 1976 y 1979, todas con sobreseimientos provisorios por autores ignorados. En este punto destacó el defensor que las presentaciones entraron tanto a la Justicia Federal como a juzgados provinciales de Instrucción. Apelando al Nunca Más, Day recordó que la Justicia no reaccionó, no ordenó medidas y nunca se constituyó en un lugar de detención. Sin embargo, es bueno mencionar que los jueces tenían relatos y/o pruebas de lo que sucedía por las condiciones deplorables que exhibían muchas de las personas apresadas llevadas a los juzgados.

Day también trajo a la memoria que apenas asumió Alfonsín la presidencia, todos los jueces que estaban en comisión fueron ratificados por los poderes Ejecutivo y Legislativo. Por otro lado, recordó que un periodista fue condenado por calumnias por haber afirmado en un libro que un juez fue complaciente, cuando no cómplice, y que el exmiembro de la Corte, Raúl Zaffaroni, consideraba que los integrantes de las fuerzas armadas debían ser juzgados con el código militar.

Siempre hay una primera vez

Defensores y acusados

El defensor Day dijo que lo sorprendió que en 2010 en Mendoza se retomara un reproche judicial que había durado 25 años y que la inacción de aquellos años fuera elevada a delito por los entonces fiscales Omar Palermo y Javier De Luca. El letrado dijo que si así fuera tendrían que estar acusados los jueces de todo el país, incluidos los provinciales que recibieron Habeas Corpus y los rechazaron o archivaron.

Apuntó que el 90% de las causas están radicadas en los Tribunales Federales de Comodoro Py, aunque no citó la fuente. Luego, dio a entender que ése era el lugar indicado para iniciar acciones penales. Insistió, además, en que el conjunto de los magistrados del país debieran estar en el banquillo de los acusados.

Hubo una suerte de pensamiento lineal en el sustrato de estas afirmaciones, como forma de presumir que se está en el camino correcto y resultar convincente. Pero no es así, no es una cuestión de porcentaje, ni de todos los jueces o nadie. Para iniciar una acción penal había que tomar la difícil decisión de reunir pruebas que la sustenten. Alguien debía cuestionar a los propios y sucedió en Mendoza.

Es importante recordar que cuando se quebró, violentamente, la institucionalidad en nuestro país, algunos jueces renunciaron. Son pocos los que intentaron resistir, pero fueron cesanteados. La mayoría juró por el Estatuto para el Proceso de Reorganización Nacional que sancionó la Junta Militar y continuaron en sus funciones.

Sin embargo, sus responsabilidades no son homogéneas. En 2006, el TOF Nº 1 de La Plata dictó la primera sentencia por delitos de Lesa Humanidad, después prosperaron por todo el país. Aquí, la Justicia Federal de Mendoza, integrada por los camaristas hoy acusados, no evidenciaba ninguna intención de revisar la actuación de los procesistas. Ya habían conseguido evitar los Juicios por la Verdad. Durante cuatro años consiguieron frenar los juicios, entonces cabía preguntarse por qué y dirigir las miradas hacia lo cúpula de la Justicia Federal. Este es, en definitiva, el camino recorrido que desembocó en los jueces investigados, hoy procesados.

Entre el asombro y las intrigas

Tribunal

Day agregó que es inédito el planteo hecho en nuestra provincia porque nunca antes se había mencionado que no podía haber terrorismo de Estado sin complicidad judicial y resulta que ahora piden perpetua para los exjueces. “De la nada se pasó al todo”, se quejó. Sin embargo, por algún lugar había que empezar y en este momento están elevadas a juicio más de una causa contra otros exmagistrados del país.

Para el defensor, los acusadores incurrieron en 4 maniobras. Dice que violaron la Constitución Nacional porque persiguen a unos pocos entre cientos de exjueces y así omiten acciones penales contra quienes ejercieron acciones delictivas; manipularon antecedentes y documentaciones de acuerdo con su conveniencia para hacer creer a familiares de las víctimas que los jueces podían declararse competentes, aunque mal que les pese, se declararon competentes. En la línea del todo o nada señaló que los Organismos de Derechos Humanos no velaron por el conjunto de las víctimas y que hay cientos de expedientes sin tratamiento alguno en la justicia provincial. En tercer lugar, dijo, explotaron el vicio del anacronismo al aplicar criterios de los años ’80 y, finalmente, anularon los sistemas y agentes de control al aplicar una selectividad de jueces y también de víctimas. Para esto echó mano de omisiones o presuntos errores que cometió la parte acusadora y de paso, por elevación, apuntó al Tribunal. Dejó entrever, que tras el procesamiento a sus defendidos se ocultaban oscuros intereses y motivaciones personales por ocupar cargos. Hizo insinuaciones desagradables hacia sus colegas, que los comprometen moralmente. A esta altura, su alegato, descendió por los suelos porque, de ser cierto, estas cuestiones no hacen al fondo de asunto. Su rol es el de demostrar la inocencia de sus defendidos.

Hasta el martes 29

Este martes 22 no habrá audiencia. Será el sexto martes consecutivo sin debate a pesar de que el TOF había anunciado que habían logrado hacer algunos movimientos para que se pudieran retomar las dos audiencias por semana. No pudo ser y el juicio se reanudará el martes 29.

Ver fotos AUDIENCIA 176

Anuncios

Un comentario el “AUDIENCIA 176 / A TODO O NADA

  1. ADIFERENCIA DELOS JUICIOS DE NIUREMBERG ESQUE AESOS ASESINOS LOS ENJUICIARONEJERCITOS ALIADOS POR EL GENOCIDIO COMETIDO CONTRA LA HUMANIDAD AESTOS GENOCIDAS LOS ENJUICIA ELPUEBLOARGENTINO POR LALUCHA DELOS ORGANISMOS DE DERECHOS HUMANOS YPOR UN GOBIERNO QUE PIDIO PERDON EN NOMBRE DEL ESTADO ARGENTINO POR HABER CALLADO TANTO CRIMEN FUE EL PRESIDENTE NESTOR KIRSNER YLALUCHA HEROICA DE MADRES Y ABUELAS YDE HIJOS POR LAIDENTIDAD YLA JUSTICIAYPOR EL PUEBLO ARGENTINOYALGUNOS POLITICOS QUE NO SE SEPARARON DELA LUCHA DEL PUEBLO ARGENTINO PORQUE NO OLVIDAMOS Y NO PERDONAMOS

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s