AUDIENCIA 119 /ALEGATO DE FERNANDO PEÑALOZA (III PARTE)

21-12-15| La conducta de los 4 ex jueces imputados, que se negaron a promover investigaciones pese a las pruebas existentes y a la constante aparición de nuevos elementos aportados por familiares de detenidos/desaparecidos, quedó en evidencia durante la tercera intervención del representante de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación. También quedó al descubierto que no es posible que desconocieran lo que estaba sucediendo en el marco de la represión disfrazada de lucha antisubversiva.

Miret y Petra

Miret y Petra

Celeridad

El fiscal Dante Vega pidió al TOF y a las partes que se busquen mecanismos para que los alegatos tengan un desarrollo menos extenso, ya que calificó de inédito lo que sucede en Mendoza debido a que no se permite la unificación alegatoria de las querellas, como sí se hizo en el juicio de la ex ESMA. El defensor Juan Day dijo que coincide con la preocupación del Ministerio Público, aunque en su momento fue quien se opuso a que los acusadores hicieran un solo alegato. También el presidente del Tribunal, Alejandro Piña, expresó que comparte la pretensión de que el proceso no se alargue demasiado y explicó que quienes continúen los alegatos pueden remitirse, cuando lo consideren necesario, a lo dicho por sus pares sin necesidad de repetir hechos o documentación.

Los casos tratados

Fernando Peñaloza

Fernando Peñaloza

Siguiendo la línea de la audiencia anterior, el doctor Peñaloza, repasó los casos en los que están involucrados Otilio Romano, Luis Miret, Guillermo Petra y Rolando Carrizo, y el grado de responsabilidad que tuvieron.

Pedro Ulderico Ponce: fue secuestrado el 4 de abril de 1977 en la puerta de su trabajo, en la Biblioteca General San Martín y desde entonces está desaparecido. Su hermana presentó 4 Hábeas Corpus y un recurso ante la Cámara de Apelaciones. Todos tuvieron el mismo resultado: rechazados. Cada presentación fue acompañada de nuevos datos. Sin embargo no se promovió ninguna investigación. Intervinieron Romano, Petra y el fallecido Gabriel Guzzo.

Jorge Albino Pérez, Emiliano Pérez y Gloria Fonseca: corresponden a la causa de abril del ’77. A pesar de estar señalada la fuerza que intervino –operativo de la IV Brigada- no se dispuso medida alguna, más que rechazar el Hábeas Corpus realizado por la familia. Romano fue el fiscal y Petra y Guzzo los jueces.

Miguel Julio Pacheco: también de abril de 1977. Su esposa interpuso 2 Hábeas Corpus, indicando a la Policía Federal como responsable del operativo. Es decir, existía información sobre la fuerza que participó, pese a lo cual se reitera la respuesta con el formulario de estilo, o sea, rechazar con costas. Los expedientes pasaron por manos de Romano, Petra y Guzzo.

Elvira Orfila Benítez: otra causa de abril del ‘77. Su padre presentó el Hábeas Corpus. Librados los oficios de estilo desde la Policía informaron que la mujer tenía pedido de captura. Aun así nada investigaron el entonces juez Guzzo y el fiscal Petra.

María Eva Fernández de Gutiérrez y Manuel Alberto Gutiérrez: siguen las causas de abril de 1977. Se reitera la omisión de investigación de Guzzo y Petra, a pesar de que ante el HC que presentó la mamá de Manuel, la Policía indicó que se trataba de dos personas que tenían medidas pendientes con la fuerza.

María del Carmen Marín y Carlos Marín: secuestrados y desaparecidos en julio de 1977. La mujer y su padre fueron vistos en Las Lajas. La mamá de María y esposa de Carlos llevó los HC, contestados por Guzzo y Petra con los oficios de estilo para decidir el rechazo.

José Antonio Rossi: desaparecido en mayo de 1976 y parte de la denominada Causa Rabanal. Intervinieron Guzzo y Petra para rechazar los HC y nada hicieron, aunque desde la Policía señalaron que había un pedido de captura sobre Rossi.

Mercedes Vega de Espeche: secuestrada el 7 de junio de 1976. Los Hábeas Corpus fueron rechazados por el juez Guzzo y notificados al fiscal Romano.

Antonia Adriana Campos y José Antonio Alcaraz: secuestrados y desaparecidos desde el 6 de diciembre de 1977. Los Hábeas Corpus fueron rechazados por Guzzo con notificación a Romano. No se dio valor a los informes policiales, que demostraban los pedidos de prontuarios del D-2 al D-5. La actuación de Guzzo fue el colmo: pidió a la SIDE antecedentes ideológicos de las personas buscadas.

IMG_3795222Walter Domínguez y Gladys Castro: esta causa, de diciembre de 1977, fue considerada por Peñaloza como emblemática. Recordó que en agosto último se produjo la recuperación de la identidad de la hija de Gladys y Walter. El letrado dijo que “40 años después llegó la respuesta a los HC, pero no de la Justicia, sino gracias a la búsqueda incansable de las abuelas, a la de la propia persona, que vio en crisis su identidad y a las políticas de Estado que acompañan esa búsqueda”. Y señaló que “también los abogados que actuamos como auxiliares sentimos la reparación y podemos plantear nuestra tarea con otro espíritu”.
Peñaloza elogió a María de Domínguez y a Angelina de Castro –las abuelas de Claudia, la nieta recuperada- por su tenacidad. Repasó los HC presentados por ambas familias e hizo hincapié en uno de ellos, interpuesto por María, en el que pedía se averiguara en la Casa Cuna, el Hospital Emilio Civit, los Juzgados de Menores y servicios de Maternidad de la provincia, por el nacimiento de un niño o niña que ya tendría 8 meses. Guillermo Petra negó rotundamente la posibilidad de investigar, al considerar que la criatura por la que se reclamaba era “una persona no individualizada y sólo hay una presunción de nacimiento”. De esto fue notificado Romano como fiscal. Osiris, padre de Walter, pidió copia de las actuaciones y le fueron negadas.
La omisión de investigar frente a un HC presentado por un niño fue considerada burda por Peñaloza.

Olga Inés Roncelli de Saieg: de diciembre de 1977. Su esposo presentó 2 HC. La Policía informó que tenía un pedido de captura. Petra y Guzzo los rechazaron sin notificar al fiscal.

Aldo Enrique Patroni: de mayo de 1978, integra la denominada Causa Rabanal. Petra rechazó los HC presentados por la madre de Aldo.

Raúl Oscar Gómez: también de mayo del ’78. Como con Patroni, Petra rechazó los HC interpuestos por la esposa de Raúl, quien aportó recortes periodísticos. No se dio intervención a la Fiscalía.

Daniel Romero y Víctor Hugo Herrera: de mayo del ’78. En los HC se indicó que los vieron en la Octava Brigada. Petra y Guzzo los rechazaron sin notificar al fiscal.

Manuel Osvaldo Oviedo: integrante de la Causa Rabanal. Un abogado particular señaló en un Hábeas Corpus que en el hecho intervino la Policía Federal. Miret rechazó la presentación notificando al fiscal Romano.

Atilio Luis Arra: fue detenido el 22 de noviembre de 1975. Luego de más de un mes de búsqueda, se supo que estaba en la Penitenciaría. Antes, Romano había sobreseído las actuaciones sin promover ninguna investigación y lo mismo hicieron Carrizo y Miret. En el segundo HC presentado por la madre, se informó que estaba detenido.

Emanuel Ezequiel Ander Egg e Irma Zamboni de Ander Egg: este caso, de noviembre de 1975, fue destacado como paradigmático por Fernando Peñaloza. Es que tras el operativo en el que la casa del matrimonio fue saqueada y de la persecución que sufrió Ander Egg, cuyo paradero se desconocía, la actuación de la Justicia Federal fue muy singular. En una respuesta a un HC, Luis Miret realizó una serie de consideraciones sobre aspectos jurídicos y se refirió a que, como era de dominio público, había operativos antisubversivos a cargo del Ejército. “¿Cómo sabía Miret, en 1975, que era un operativo antisubversivo?”, se preguntó el querellante.
Además, nunca sospechó Miret sobre la ilegalidad de la orden de detención contra Ander Egg, ni se preguntó sobre su paradero, como tampoco lo hicieron Carrizo y Romano cuando tomaron las actuaciones, luego de que interviniera la Cámara Federal de Apelaciones. Esta última, por otra parte, indicó en su fallo, que ante los Hábeas Corpus, se debía investigar el paradero de las personas, algo que no hicieron ni Miret, ni Petra, ni Romano, ni Carrizo.
Finalmente, cuando 40 días después de aquel hecho, se produjo un atentado con bomba en la casa de Ander Egg y Zamboni, no se promovió ninguna investigación.

Este martes continuará alegando Fernando Peñaloza.

Ver fotos AUDIENCIA 119

MÁS INFO EN “CRÓNICAS AL DÍA”

Anuncios