AUDIENCIA 170 / LA “ENTELEQUIA AUTORAL”

4-10-16| En la jornada de hoy continuó el alegato del Ministerio Público de Defensa con las mismas características que en las sesiones anteriores, es decir, lleno de datos, por demás, acreditados. Los argumentos fueron los ya conocidos: ausencia del rol real de los imputados y responsabilizar a un subgrupo o a las personas ya fallecidas. Durante la exposición se pidió la absolución del exjefe de inteligencia del Comando de la VIII Brigada de Infantería de Montaña, Paulino Enrique Furió y del vicecomodoro exjefe de la Policía, Mario Laporta.

Alega Pérez Videla

En una jornada plagada de minuciosos detalles, el defensor oficial pidió la absolución de Paulino Enrique Furió en dos causas más.

La primera de ellas tiene como víctima a Juan Ramón Salomón Yapur. Aquí intentó el abogado desvincular al jefe del D2 y responsabilizar a Augusto Landa Morón, quien fue interventor de la CGT y, por supuesto, está muerto. Según declaraciones del hijo de Yapur, fue éste último quien dispuso la detención de su padre. Pérez Videla usó ese testimonio para justificar, una vez más, con esa coartada que no hubo intervención concreta de Furió en la causa y que él no manejaba nada. Olvidó, quizás, el rol del imputado como jefe del Departamento de Inteligencia del Ejército.

La segunda causa explicada por el representante de la Defensoría tuvo más inconsistencias en su alegato. Las víctimas son Laura Terrera, Alfredo Manrique y la hija de la pareja, Celina Rebeca. Para justificar el pedido de absolución de Furió, Pérez Videla explicó que el secuestro de las tres personas no fue realizado en Mendoza, sino en Buenos Aires. Para decir esto, se basó en una carta escrita a mano por Laura y enviada a su padre, quien contó esto en otra oportunidad. Sin embargo, la carta puede haber sido escrita bajo presión, en cautiverio. Y aún así, no explicó cómo habría llegado la nena, recuperada 30 años después por su familia biológica, a vivir en Mendoza.

La repetición de argumentos

Audiencia 170

Luego de desestimar la perpetua para Paulino Furió, Leonardo Pérez Videla continuó con las acusaciones que se le imputan al vicecomodoro exjefe de la Policía, Mario Laporta; por los hechos en perjuicio de Ana María Florencia Aramburo, Nélida Virginia Correa y Oscar Miguel Pérez. En estos, él está imputado, junto con Juan Agustín Oyarzábal; ya fallecido, por los delitos de tormentos agravados, privación ilegítima de la libertad y asociación ilícita. La defensa irguió los mismos argumentos que viene utilizando desde que se inició la lectura de estos alegatos, por lo que, nuevamente, se recurrió a releer las declaraciones de las víctimas para ponerlas en duda. Como en las anteriores audiencias, pidió la absolución por el beneficio de la duda para Laporta y afirmó que el hecho de que éste haya sido jefe de policía durante el terrorismo de estado no es prueba suficiente para atribuírsele relaciones con el Centro de Operaciones Tácticas (COT) y la Comunidad Informativa ya que podría incluso sacarle la imputación y atribuírsela a cualquiera.

El vicecomodoro Laporta, para la época de los hechos, se desempeñaba como jefe de la policía de Mendoza. Realizó esa función desde el 20 de febrero de 1979 hasta el 16 de febrero de 1982, es decir, manejaba cierta información o tenía el dominio directo de cómo se iba a llevar a cabo la represión en dictadura. En su momento, el Ministerio Público Fiscal aseguró que “los cargos de los que se lo acusa denotan la materialidad probada de estos hechos”.

La audiencia se retoma el martes 11 de octubre a las 9.30 hs. ya que el lunes es feriado.

Ver fotos AUDIENCIA 170

MÁS INFO EN “CRÓNICAS AL DÍA”