AUDIENCIA 178 / ALEGATO REPETITIVO

5-12-16| Juan Horacio Day desarrolló la tercera etapa de su alegato en defensa de los exjueces Luis Miret y Guillermo Petra. Como había anticipado, de acuerdo con la división de temas que propuso, en esta ocasión se refirió a lo que denominó ocultación y manipulación de documentación. Poco novedoso fue lo que aportó dado que, una y otra vez, volvió sobre conceptos ya expresados en las exposiciones anteriores.

Defensa y acusados

Otra vez con la competencia

Sin la solidez de las audiencias precedentes, el abogado Juan Day, enumeró lo que para él son diez premisas que indicarían que los acusadores ocultaron y manipularon pruebas y documentaciones. Dijo el defensor que había trabajado sobre nueve líneas pero agregó una más luego de escuchar al fiscal Dante Vega. En este tramo se detuvo un largo rato en el asunto de la competencia. En este sentido, citó fallos de la Corte nacional, posteriores a la recuperación de la democracia, en los que fue reconocida la competencia militar y señaló un caso de Mendoza, el de Luis Moriña, en el que el máximo tribunal nacional declaró la incompetencia de la Justicia Federal de Mendoza. Recordó también que en este juicio Otilio Romano dijo 24 veces que no era competente. Olvidó, sin embargo, las veces que se declaró competente. En definitiva, el letrado admitió que hubo inacción judicial, pero la justificó por la incompetencia. Finalmente, nada dijo sobre las causas en las que los jueces se declaraban competentes.

A continuación, Day desarrolló las nueve premisas que, para él, mostrarían la falsedad de las acusaciones. Hasta el punto 5 fue prolijo en la enumeración, pero luego, la repetición de conceptos, datos, hechos, causas y, sobre todo, descalificaciones hacia los acusadores, hizo que costara identificar los restantes cuatro puntos.

Para el defensor los querellantes inventaron un relato para demonizar a los exjueces, hoy imputados. En las dos primeras premisas que mencionó, interpretó como falso que el terrorismo de Estado necesitara de la Justicia Federal y que los acusados dictaran severas penas basándose en declaraciones tomadas bajo tortura. Rechazó una comparación con los Tribunales Populares Nazis y al realizar una analogía sobre cómo se presentaban los prisioneros ante los jueces en Alemania, no recordó las condiciones deplorables en que los detenidos en Mendoza llegaban a la Justicia Federal. En este sentido, Day dijo que aquí también fueron más las absoluciones y sobreseimientos que las condenas.

En el tercer punto, el abogado de Miret y Petra, atacó la acusación del doble estándar de sus defendidos cuando se declaraban competentes y no investigaban los sumarios policiales que les llegaban con el famoso “autores ignorados”. Afirmó que era “lícito y normal y no un acto sistemático no investigar. Acá se declaraban competentes por la 20840. No podían hacer más”. Citó a modo de ejemplo la película El Secreto de sus Ojos que muestra cómo la Justicia era un sello. No obstante, no destacó la forma en que el film también muestra la complicidad judicial con el aparato represor.

La cuarta premisa de Day fue la de las costas. Aquí, Day justificó que para todos los temas, no sólo los de desapariciones de personas, se fijaban costas y eso no significaba un intento de intimidar a los familiares que presentaban Habeas Corpus. “Se aplicaban en forma pareja”, dijo.

En el quinto punto el defensor habló de la publicidad de las acusaciones y rechazó que los exmagistrados omitieran investigar para lograr ascensos y en el sexto, se refirió como ya lo ha hecho en reiteradas ocasiones a que Raúl Zaffaroni no puede ser tomado como referente de los acusadores.

Alegato de la defensa

En séptimo lugar consideró falso que no emplazaran a la policía en pocas horas para dar información (muchos ejemplos demuestran lo contrario) y en octavo término justificó a los exjueces en sus resoluciones y dictámenes dispuestos cuando eran jóvenes de 30 años, basados en la doctrina de entonces. Como puede verse, cada una de sus conclusiones fue una interpretación de los hechos que al tiempo que fuerza justificaciones sobre el accionar de los exmagistrados no realiza aportes sustanciales a lo ya analizado.

Por último, casi en contradicción con lo expuesto durante toda la jornada, al tratar de desmentir que los exjueces se amoldaron al Terrorismo de Estado, Day admitió que la Justicia no reaccionó nunca. “El Poder Judicial no tomó nota”, señaló y agregó: “Lo máximo que hicieron fue declararse incompetentes”.

Esta semana sí habrá dos jornadas de la Megacausa. Por ello la nueva cita es para este martes 6 a las 9.30.

 

Ver fotos AUDIENCIA 178

MÁS INFO EN “CRÓNICAS AL DÍA”

Anuncios