AUDIENCIA 188 / ASUNTO ESPINOSO

14-02-17| La sesión de hoy estuvo dominada por un lenguaje técnico jurídico que por momentos resultó indescifrable para quienes no son profesionales del derecho. Con el análisis de la figura de comisión por omisión, el defensor particular Ariel Civit, entró de lleno a la defensa del excamarista Otilio Ireneo Roque Romano.

Audiencia 188

Precisamente, la imputación que debe afrontar el exjuez es por haber incumplido con su deber de investigar los delitos infringidos a hombre y mujeres en el marco del terrorismo de estado. La comisión por omisión, dicho de otra manera, sería no impedir un suceso, existiendo la obligación jurídica de evitarlo, equivale a ocasionarlo. A lo que se suma, en el caso de Romano, su posición de garante por su condición de juez o fiscal interviniente frente a delitos cometidos como la privación ilegítima de la libertad, tormentos o la muerte, en los casos de los y las desaparecidas.

Limitaciones confusas

Audiencia 188

Antes de entrar de lleno en el tema que dominó la jornada, el defensor Ariel Civit, precisó que hacía reserva de casación y recurso ante la Corte, en relación a la imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad tratados, sobradamente, en jornadas anteriores.

Al abordar las críticas a la comisión por omisión, el abogado lo calificó como un asunto espinoso e hizo mención a los elementos que lo componen. Dijo que las fuentes de esta figura, entre otras, son la ley, el contrato, el hecho precedente e injerencia. Se detuvo en cerradas disquisiciones sobre el “nexo de evitación” en relación a los resultados de una omisión. “El rol de los jueces no es evitar el delito sino investigar el delito”, aseguró. También señaló, como al pasar, que los jueces no tienen deberes morales. Asimismo, hizo un largo análisis de la posición de garante, entendida como la persona que puede evitar el resultado. Ejemplificó con el abandono de persona seguido de muerte.

También, hizo referencia al hecho precedente y la injerencia para evitar el resultado. Señaló que no había ilicitud en el hecho precedente en los casos de los Habeas Corpus rechazados por el exjuez. Los mismos, según el defensor, fueron tratados y resueltos. No fueron ignorados, por lo que no cabría la tipificación de comisión por omisión.

Desplegó una enmarañada secuencia de citas de juristas difíciles de significar para las y los legos que integran el público.

Audiencia 188

Sin embargo, vale la pena desbrozar algunos conceptos presentes en los alegatos de hoy. Según entiende Civit, la comisión por omisión es inconstitucional porque desconoce el principio de legalidad. Falta una ley estricta que dé cuenta de este delito.

Por otro lado, puntualizó que la amplitud de la figura se presta a la discrecionalidad y puso como ejemplo el caso de las muertes de Cromagnon, donde los músicos fueron condenados sin tener injerencia para evitarlos.

Esta jornada de alegatos fue, especialmente, complicada. El defensor hablaba en voz baja, su dicción es defectuosa y se encontraba indispuesto, por ese motivo solicitó retirarse. Estos elementos, junto al uso de lenguaje técnico confluyeron para impedir una mejor decodificación de sus dichos.

El Tribunal dispuso un cuarto intermedio hasta el miércoles 22 en horario habitual.

Ver fotos AUDIENCIA 188

MÁS INFO EN “CRÓNICAS AL DÍA”

Anuncios