AUDIENCIA 201 / LA AUDIENCIA QUE NO FUE

25-04-17 | Para hoy se esperaban los alegatos de los defensores Omar Venier y Carlos Reig. Sin embargo, un abogado se presentó en nombre de ellos para explicar la imposibilidad de la presencia de ambos.

Ocho días después de la última audiencia, se presentó el abogado Pedro Fernando Luquez para decir que Omar Venier y Carlos Reig no podían asistir. Puso a disposición del tribunal certificados de salud. Aclaró que el primero, defensor de José Antonio Lorenzo, acarreaba un problema médico de varias semanas; y el segundo, defensor de Antonio Indalesio Garro, no podía presentarse porque su esposa estaba en un grave estado de salud.

Luquez pidió que se retomara el debate luego de diez días hábiles, los permitidos entre dos audiencias. La propuesta fue alegar él mismosi, para ese entonces, Venier y Reig no estuvieran en condiciones de exponer los argumentos. El presidente del tribunal, juez Alejandro Piña, le pidió opinión al fiscal general Dante Vega y éste no tuvo objeción sino que privilegió la defensa de los abogados principales de los imputados. Así fue como se pospusieron hasta el 8 de mayo los alegatos en defensa de los exoficiales de la Comisaría Séptima de Godoy Cruz.

De nunca acabar

Bordeando la irracionalidad, las defensas han demorado largamente la culminación de este proceso.

La primera señal de retardo la emitieron al finalizar 2015 cuando la parte acusadora, a modo de acortar los tiempos, planteó unificar los alegatos para evitar la repetición de los argumentos. Los defensores se opusieron; entonces el Presidente del Tribunal resolvió no aceptarla, aclarando que, de practicar la unificación, se correría el riesgo de que se declarasen nulas las actuaciones.

Uno a uno, los querellantes y, luego la fiscalía, revisaron las causas y alegaron con los mismos argumentos de fondo pero con ligeras variaciones.

El 19 de septiembre de 2016, empezaron los defensores sus accidentados alegatos, a veces interrumpidos, por otros compromisos laborales. Los abogados particulares de los exjueces hicieron largas exposiciones para hacer gala de su retórica y para volver hasta el hartazgo sobre lo dicho una y otra vez hasta conseguir que el público, que solía poblar la sala de audiencias, fuera vaciando el espacio.

Hace ocho meses que empezaron los alegatos y no consiguen terminar. La desmedida extensión de esta etapa, a lo que se suma el acortamiento de la duración de cada audiencia, conspira con la urgencia de justicia reparadora que requieren las víctimas.

Lamentablemente, la próxima audiencia será recién el 8 de mayo a las 9:30 hs.

Ver fotos AUDIENCIA 201

MÁS INFO EN “CRÓNICAS AL DÍA”

Anuncios