AUDIENCIA 179 / ARGUMENTOS REITERADOS Y CÍCLICOS

6-12-16| Luego de un nuevo repaso por el desarrollo de su defensa a Petra Recabarren y Miret, Juan Day continuó con el tercer argumento de su alegato. Habló de la premisa del “vicio del anacronismo” para asegurar que no se puede hacer hoy un proceso judicial contra los exresponsables de la Justicia Federal.

Juan Day, alega

El alegato de la jornada duró alrededor de dos horas. Sin embargo, los contenidos no han sido extendidos sino que las herramientas discursivas del abogado Juan Day consisten en una explicación minuciosa y cíclica de sus postulados.

La competencia se repite

En la primera parte de la audiencia de hoy, el abogado defensor de Miret y Petra Recabarren continuó desarrollando el argumento de la incompetencia de sus defendidos. Se fundamentó en que no hay ningún fallo que declare la competencia de la Justicia Federal en lo que se reclama. Así, acusó al fiscal: “el alegato del doctor Vega está fundado en la omisión absoluta de jurisprudencia”.

GE DIGITAL CAMERA

Según Day, los exmagistrados no tuvieron una actitud comprometida con los militares, las omisiones no eran por complicidad judicial con el plan sistemático. Y agregó: “siempre siguieron actuando igual, como si no existiera el terrorismo de Estado. En todo caso, por esto uno podría efectuar algún tipo de reproche”.

Nuevamente el argumento del anacronismo

Lo que el abogado defensor considera anacronismo es no ponerse en el lugar de los exmagistrados en la época de la dictadura. “Hay dos alternativas -dijo- ubicarse un poco o no”. En esta denuncia de que los acusadores explotaron el anacronismo, Day reclamó un sobreseimiento de sus defendidos. Aseguró que no se les puede exigir hoy que promovieran acciones legales en ese entonces, porque era ilegal: “hubiese sido eficiente pero no legal”.

En su alegato, Juan Day usó el ya conocido argumento del desconocimiento: la Justicia no podría haber hecho algo porque no se sabía realmente lo que estaba pasando. Respaldó esto con testimonios de juristas, intelectuales y escritores. Como es habitual en procesos judiciales, usó frases que apoyaran su defensa y omitió aquellas que lo complicaran. Reclamar una conducta de investigación a Miret, a Petra Recabarren o a cualquier juez es anacrónico, afirmó.

Day, alega

El abogado sostuvo que en ese entonces se pensaba que los militares venían a impartir orden y que las personas desaparecidas podrían haberse ido del país, incluso sin avisarle a sus familias. Reiteró que nadie podía imaginar la feroz represión estatal porque se respetaba a las fuerzas armadas.

Es de esperar que nieguen haber conocido esa realidad. Sin embargo, si la gente en los barrios sabía, si sabían en el exterior, si sabían los familiares de las personas desaparecidas, es difícil asegurar que los encargados de impartir justicia no estuvieran al tanto de los secuestros, torturas y desapariciones en manos de las fuerzas armadas y de seguridad.

Luego de comparaciones descontextualizadas, apuntó que los militares escondían deliberadamente lo que hacían y por eso sus defendidos no tenían conocimiento. Hoy los exmagistrados están siendo juzgados porque las pruebas están en su contra.

Las audiencias continúan el lunes 12 de diciembre en horario habitual.

 

Ver fotos AUDIENCIA 179

MÁS INFO EN “CRÓNICAS AL DÍA”